Seguros Patrimoniales


La casa es el principal patrimonio de muchas familias protegerlo es cosa sencilla y muy barata…el seguro de casa habitación la protege contra todo, vale la pena conocerlo y contratarlo.

Concepto de seguro de casa habitación.

Es un seguro de protección por daños que pueda sufrir una casa habitación, sea propia o rentada así como todos sus contenidos, como muebles, ropa, aparatos electrodomésticos. La casa está expuesta a un sinnúmero de riesgos que la pueden dañar y por desgracia en ocasiones en forma catastrófica y hacer que se pierda una inversión cuantiosa y lo más grave quedarse uno materialmente en la calle. Como ejemplo de estos basta con mencionar el Terremoto y ver que cada año miles de viviendas son afectadas por los huracanes y las inundaciones tanto en los litorales como en las ciudades que se encuentran lejos de mares, ríos o lagunas.

Descripción del Seguro

Generalmente en un una sola póliza se incluyen todas las coberturas que amparan los daños que puede sufrir la casa y que son las siguientes:

I.- Daños Materiales

Al edificio. Se incluyen la construcción, sus anexos como bardas, rejas, instalaciones fijas de agua, alumbrado, antenas, maquinaria propia como bombas de agua, sistemas de drenajes, albercas, instalaciones que deben estar a la intemperie y acabados.

A los contenidos. Se incluye todo el menaje de casa, muebles, ropa, aparatos electrodomésticos, accesorios, joyas y alhajas, juguetes, equipos deportivos, instalaciones fijas como cocinas, baños, cortinas, alfombras, etc. Los principales riesgos amparados son:

– Incendio, rayo, explosión, aviones vehículos y humo.

– Actos vandálicos y de personas mal intencionadas, huelgas y alborotos populares.

– Riesgos hidrometeorológicos como lluvia, huracán y granizo, vientos tempestuosos, nieve, derrame de tinacos, cisternas o rotura accidental de tuberías

– Terremoto y erupción volcánica

– Se pueden cubrir en forma adicional los daños consecuenciales y la remoción de los escombros.

II.- Robo de Contenidos

Se paga el valor de los bienes robados a consecuencia de un robo con violencia o asalto, que se encuentren dentro del inmueble asegurado, así como los daños ocasionados para llevar a cabo el robo.

– Hay algunas compañías que amparan el robo de objetos personales en tránsito.

III.- Responsabilidad Civil

En caso de daños causados a terceros por la posesión y uso del inmueble asegurado, en sus bienes o en sus personas, se pagan los gastos médicos y funerales, las indemnizaciones por muerte y por invalidez, de acuerdo con el Código Civil de cada entidad, así como el daño moral que fije el juez y la reparación de los daños materiales. Se incluyen normalmente los gastos de abogados por el juicio que se pueda enfrentar. También se incluyen los daños que se puedan causar directamente a terceros por las actividades cotidianas de los asegurados que vivan en la casa asegurada, incluyendo al personal doméstico y las mascotas, y que pueden ocurrir fuera de casa como es la escuela, el trabajo, mientras se practica un deporte o esta uno de vacaciones.

IV.- Equipo Eléctronico

En esta sección se ampran los años que puedan sufrir los equipos electrónicos como computadoras o algunos otros similares, por accidentes que sufran dentro del hogar como cortos circuitos, rotura, daños por agua, impericia de la persona que la usa, entre lo más importante. – Hay compañías que llegan a cubrir este riesgo mientras el equipo se encuentre en tránsito.

V.- Cristales

Se amparan los cristales contra la rotura accidental, que estén instalados en la casa así como de sus contenidos como son lunas, espejos, cubiertas de mesas, vitrinas, candiles, etc.

Recomendaciones para Saber Gastar

Aun cuando este tipo de seguros es muy similar en todas las compañías del mercado, siempre es aconsejable contar con un par de presupuestos y sobre todo pedir al agente de seguros una lista detallada de todo lo que cubre el seguro y las exclusiones, pues no hay una póliza que cubra todo, siempre hay algunos conceptos que no se amparan y que hay que conocer para no llevarse sorpresas. Las sumas aseguradas, es decir, las cantidades por las que te puedes asegurar las fija uno al comprar, por lo que tienes que hacer un buen inventario de todo lo que tengas en casa y considerarlo a valor de reposición, de igual forma la construcción de la casa hay que consultar a un valuador de preferencia, o bien tomar en cuenta los valores de venta de casas similares,

En caso de daños a la construcción las compañías no pagan sobre lo que valga el terreno, ni la cimentación por lo que habrá que descontar esos valores.

En las coberturas de Terremoto, daños hidrometeorologicos, cristales y robo siempre se aplica un deducible que se expresa en % el valor de la suma asegurada, en robo se puede encontrar también como porcentaje de la pérdida con una cantidad mínima que por lo regular se fija en salarios mínimos, y en cristales es un % del valor de reposición de cada cristal, y podemos encontrar que se aplica un 1%, 2%,3% o mucho mayores. En muchas ocasiones esto se puede negociar con la compañía para pagar menos de prima si se aumenten dichos deducibles. En adición a estos en el caso de temblor se aplica también un % de coaseguro, lo que significa este concepto es que se participa con la aseguradora de las pérdidas, dicha participación puede llegar a un 20% o 25% del valor de la construcción dependiendo de la zona de temblor en donde se encuentre la casa. Siempre que haya daños por los riesgos cubiertos las aseguradoras solicitan la comprobación de la existencia y el valor de los bienes afectados por lo que es sumamente importante guardar las facturas de todo lo que se compre para la casa, si no se cuenta con ellas, una opción es hacer un avalúo profesional.

 

En caso de tampoco contar con avalúo las compañías llegan a aceptar fotos, videos y mostrar los manuales de operación de los aparatos, o mostrar una relación de todos los bienes previamente elaborada con la firma de dos testigos.

 

Seguro Automóviles

Un seguro de Autos es un tipo de seguro que cubre los gastos y consecuencias económicas de accidentes provocados por el conductor del auto asegurado en cuestión o por daños de 3eros. Los seguros pueden variar sus requisitos y prestaciones pero por lo general suelen cubrir: Choques por el propio conductor, Choques de 3eros, Choques a inmuebles, desastres naturales, vandalismo o robo, daño total o parcial del auto, etc…

Todas estas cosas mencionadas arriba son solo la punta del iceberg de lo que puede brindarte un buen seguro de autos, por lo que debes estar atento a lo que realmente necesitas pensando con anticipación “¿A qué accidentes estoy propenso?” Suena algo brusco pero de esta forma contrataras el seguro que mejor te convenga. Además debes verificar los términos, la aseguradora y precio de tu póliza para así realmente pagar por lo que necesitas.

Además para hacer más atractivo o funcional el seguro, las aseguradoras no solo ofrecen ayuda del tipo económica, ya que si no se sufre un accidente de magnitud o solo se tienen problemas con el auto por ejemplo la aseguradora puede (si es que ofrece o solicitas) ayuda vial, transporte temporal, asistencia médica, reparaciones mecánicas, entre otras cosas.